deprecion

“Hay mañanas que, cuando me despierto, no puedo salir de la cama y me pongo a llorar.” La íntima confesión llega del otro lado del teléfono con una voz quebrada. Es el dueño de una de las agencias de turismo mayorista más fuertes del país que, a sus más de 65 años, siente que el esfuerzo de toda la vida se diluye en unos pocos meses. Poderosos, pujantes, líderes, emprendedores, los empresarios no son la excepción ante los efectos de la cuarentena y sufren, como cualquiera, el flagelo de la depresión.

Les compartimos una nota de Ambito Financiero horacio Alonso en la que analizamos la realidad de los ejecutivos en la Pandemia. Es un desafío para aquellos ejecutivos, que viéndose atravesados por la angustia y la presión de la crisis, encontrar nuevas maneras de liderar y motivar desde un nuevo lugar: más humano, cercano y vulnerable.

Para leer el resto de la nota hacé click aquí.