Capital-humano-640x360

Una de las razones que explica la incapacidad de las organizaciones para lograr sus objetivos es que fallan al relacionarlos a buenos medidores, estos deben provocar que las cosas sigan el rumbo planeado y que la gente haga lo que debe. Es así que un medidor de desempeño adecuado debe ser “ÉPICO”: Entendible, Preciso, Imparcial, Congruente y Oportuno, para provocar la meta deseada.

Lea el artículo completo haciendo click aquí