3. Natalia Ruiz

Natalia Ruiz es Directora de HR & Cultura en BNP Paribas Cardif. Es responsable de la estrategia y ejecución de la transformación cultural, gestión del talento y desarrollo del liderazgo.

Desde su rol, busca impulsar y acompañar al negocio en la instalación de nuevas dinámicas ágiles y colaborativas de trabajo, para consolidar las nuevas capacidades y comportamientos requeridos en la actualidad y para el futuro, a fin de potenciar la propuesta de valor a sus socios y clientes.

En Valuar conversamos con Natalia sobre la digitalización del área de HR

 

¿Qué es la transformación digital para vos?

La transformación digital implica colocar al cliente en el centro de nuestros desarrollos para brindarle soluciones de valor. La transformación digital no es sólo la integración de nuevas tecnologías sino sobre todo, es la transformación cultural, el propósito de la organización como centro y motor de valor a los clientes, colaboradores y demás stakeholders. Es el liderazgo y el talento trabajando de manera colaborativa en un espiral continuo de aprendizaje y desarrollo.

La transformación cultural es la oportunidad que las organizaciones tenemos para revisarnos profundamente, y replantear modelos tradicionales de gestión, dando lugar a nuevas formas de trabajo (disciplinas nuevas, perfiles nuevos, etc). Es la oportunidad de generar pequeñas disrupciones todos los días, o grandes

proyectos innovadores, en una comunicación responsable para la consolidación de nuevas relaciones con el entorno (nuestros colegas internamente en la organización, nuestros colegas afuera de la misma y el mercado). Es la oportunidad de construir el espacio en donde tanto nosotros, pero sobre todo los más jóvenes, quieran trabajar y desplegar su potencial.

 

¿Cómo la implementan en la organización?

En nuestra organización desde el inicio sabíamos que queríamos darle foco.

Iniciamos la primera edición del Plan de Transformación con equipos transversales conformado por profesionales de diferentes áreas de la organización. Luego esos equipos fueron evolucionando, con la premisa del foco siempre presente, y hoy tenemos una Dirección de Transformación, conformada por un equipo que trabaja con nuevas metodologías, un equipo que relacionándose con nuestros clientes externos e internos va desplegando una nueva forma de trabajar en base a metodologías ágiles y una organización del trabajo que desafía “las reglas” del organigrama tradicional.

 

¿Y en el área de HR?

El desafío del área de RH, como de muchas áreas dentro de la organización, es de reinventarse. Definir nuevos focos dentro de los cuales el desarrollo de nuevos skills para quienes formamos parte de RH es clave.

Nuestro rol tradicional de gestión de procesos necesita revisarse para darle lugar a un rol como agentes de cambio. Como embajadores de cambio, nuestros skills de comunicación, escucha, gestión de la incertidumbre, liderazgo y el conocimiento de nuestros clientes y sus necesidades, nos permite trabajar en la anticipación, generando innovación y valor, con una mirada holística. La información y data, la

automatización y digitalización son tan importantes que nos permitirán reconvertir nuestros perfiles como asesores internos e impulsores de cambio. La organización nos está invitando a ser protagonistas en esta nueva era de transformación digital. Nuestro expertise en Personas, puesto al servicio de la generación de un nuevo conocimiento, del cuidado del bienestar y la generación de entornos de trabajo donde cada uno brinde lo mejor de sí.

 

¿Qué próximos avances estarán realizando en relación a ello?

Estamos reconvirtiendo nuestros perfiles, estudiando y formándonos como

coaches en nuevas metodologías y herramientas y desafiando la estructura

tradicional. Sabemos que cada cambio puede ser modificado luego por algo superador, pero con un norte claro y alineado a acompañar la transformación del negocio.

En este camino de transformación digital de la compañía, ¿que práctica destacarías?

Una de las primeras acciones que realizamos fue cursar un programa de coaching

para todo el equipo de RH. Nos esforzamos en aprender nuevos lenguajes para fortalecer nuestro liderazgo para estar al servicio de las áreas y las personas de toda la organización. Luego replanteamos la manera en que nos estamos organizando, nuestro organigrama (y las dinámicas que de él se desprenden), de manera tal que la flexibilidad está todo el tiempo puesta tanto al servicio del desarrollo del potencial de cada uno de los integrantes del equipo, como del potencial del área.

 

¿Cómo es percibido por los empleados?

Vernos en movimiento y generando nuevos espacios de trabajo y conversaciones, ha desarrollado nuevas dinámicas con nuestros clientes internos. La percepción de estos cambios está además acompañada de una nueva agilidad en la toma de decisiones y un alineamiento en la visión con los clientes, producto de trabajar con sus necesidades como foco. Los colaboradores perciben además la inversión en capacitación y desarrollo que la empresa está realizando para acompañar esta transformación: se encaran programas de transformación digital, de coaching de metodologías ágiles, capacitación y talleres para el desarrollo de competencias técnicas, por citar algunos ejemplos.